Las recetas de Narán

domingo, 24 de enero de 2010

CARACOLES CON CALDITO

En realidad es como se ponen en esta zona. Llegando Semana Santa no hay bar o restaurante que se precie que no lo tenga a diario.
Por las tardes es casi norma salir a una terracita a tomar un vaso de cara
coles con su cervecita !puro placer de dioses!.
La temporada dura unos dos meses porque estos caracoles los crian a propósito, no como antes que salíamos después de una tormenta al campo a coger caracoles ...pero no me iré por las ramas.

Los caracoles se compran de los pequeños (los gordos son p
ara guisos y están más duros).
Lo malo del asunto ll
ega cuando hay que limpiarlos. En casa se dejan en la malla donde los compramos para que no se escapen y se llena uno de los senos del fregadero de agua, se introducen allí, se mueven mucho y empiezan a soltar la caquita y las babas. De allí se pasan al otro seno y se hace igual, osea que hay que darles muchas aguas para que queden bien limpios. Eso es fundamental y la peor parte porque hay quién es incapaz de lavarlos. En la última se le le añade sal y vinagre y se terminan de limpiar bien.

Cuando están limpios y ya n
o sueltan nada se pone una olla con agua y se pone a calentar, cuando está un poco caliente se echan los caracoles, como el agua está solo caliente los caracoles intentarán escaparse ( esta parte es para mi la peor, me dan penita) así que cuando están todos un rato en el agua están del todo fuera del caparazón, es el momento de poner el fuego al máximo y ya se quedan siempre fuera.
Ahora se dejan hervir un poco y se le quita la capa superior de espuma que soltarán.
Se le añade sal, bastante yerbabuena y guindilla según nos guste el picante.
Se dejan ya a f
uego lento una media hora o 45 minutos y listo.

Se sirven en un vaso, con su caldito, un palillo de dientes y una cuchara.
Creo que está claro porqué.
Se debe tomar bien caliente y con una cerveza fria el contraste
es estupendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba