Las recetas de Narán

domingo, 24 de enero de 2010

NATIPOLLO

Para plato fuerte y principal me he decididí para el primer concurso de cocina del Forito por este pollo que mi madre hace desde hace años. Una apuesta segura porque sabemos lo rico que está.
El nombre de Natipollo es por el nombre de mi madre, Nati y porque normalmente lo hacemos para Navidad, que es el día de su santo.

Empecemos:
Se compra un pollo grande. Se quita el hueso de todo menos de los alones y los muslos para que no se deforme y no pierda su forma.
Esta labor es difícil, hay que poner la piel de forma que no se rompa mucho para después poder reconstruirlo.
Es la parte más laboriosa y difícil del proceso.

El día de antes puse a macerar jamón serrano y unas tiras de zanahoria en vino blanco de Moriles, ajo muy picadito, pimienta negra molida y peregil ( sal no porque ya es salado el jamón). Se prepara bacon y queso en lonchas.
Se pone el pollo ya sin hueso de forma que se pueda mechar bien. No basta rellenarlo porque sino la pechuga quedaria entera.

Se va mechando la pechuga con las tiras de zanahoria y jamón. Se preparan también unas nueces para colocar dentro y se mechan muslos y todo. Se van poniendo lonchitas de queso.
Se añade el bacon, y las nueces, se va metiendo entre todos los rinconcitos de la carne del pollo. También colé el vino y con el resto peregil, ajo y pimienta terminé de rellenar.

Ahora toca reconstruir el pollo. Con hilo de algodón y una aguja se va cosiendo la piel, por eso era tan importante no dañarla al deshuesar.

Se derrite mantequilla. Se unta el pollo con la mantequilla y se salpimenta. Se prepara la bandeja del horno ( le puse una lámina de teflon) y se pinta de mantequilla.
Se rocía el pollo del vino que colamos antes y se mete al horno.

Mientras el pollo se asa, se va haciendo la guarnición y la salsa.
Se frie cebolla pica, peregil, zanahoria y ajo en aceite de oliva. Con poca sal.
Aparte se frien unos cebollinos y se rocían de un poco de gengibre.


Mientras se van pelando y cortando las patatas a ruedas y la cebolla en aros para freir solo hasta que estén tiernos.Esto es para la guarnición. Yo prefiero ponerlo así que hacerle la cama en el horno, porque es mejor para cogerle el punto y es difícil que el pollo y las patatas se asen en los mismos tiempos y a mi gusto.
Se añade harina, nuez moscada rallada y vino a la salsa.
Cuando se va a batir se le añade nata y el jugo que acaba de soltar el pollo que ya está asado.
Y listo.

No sé porque ha salido en la foto así porque no estaba quemada la piel, solo doradita.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba